barra-revoluciones-industriales

Empresa de pintura

Sidra

Elaboración de cerveza

Vino artesanal

Vidrio

Soldaduras

Azulejos

Calcomanías

Papel celofán

Papel carbónico

Bronceador

Ceras

Pegamentos

Caucho

Extinguidores

Detergentes

Cuero

Esencias

Jabones

Espejos

Cajas de metal

Lápices

Maquillaje

Máquinas de escribir

Volver a Inicio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Industrias caseras

 

 

¿Cómo iniciarse en estos procesos industriales caseros? Primero que nada debemos tener en mente que la idea de estas industrias no es volver a un pasado ancestral en donde todo se hacía de forma más simple. Muchas veces se trata incluso de procesos más complicados! Las industrias caseras requieren de cierta artesanía y muchas veces de habilidad especial, pero no es necesario ofuscarse. En el momento en que uno no sepa como seguir o algún paso en particular, la idea es que pueda recurrir a quien conoce del tema, usando internet como plataforma comunitaria, de libre acceso.

Las industrias caseras son practicadas por muchas personas a lo largo del mundo "porque no tienen otra alternativa", aunque veremos que se trata de LA alternativa actual para muchos recursos de acceso cada día más difícil. Varias de estas industrias que funcionan alejadas de grandes centros urbanos requieren a veces de toda una empresa familiar y comunitaria y es en ese espíritu que nos basamos para poder hacer llegar este tipo de información.

Desde que nacemos entramos en un mundo que nos precede. Nadie de nosotros tuvo que descubrir la electricidad, inventar aparatos con los que satisfacer sus necesidades ni hacer esfuerzos monumentales para conseguir energía. Sin embargo, al aprender a realizar tareas indispensables para la vida, es cuando las personas entran en contacto con la tecnología humana propiamente dicha. Las industrias caseras nos vuelven a mostrar un mundo prístino, antes de la globalización pero también antes de la cultura.

La evolución histórica nos llevará de la Edad de Piedra a la de Hierro y Bronce, es decir, de los modos mecánicos de la tecnología al manejo de metales pesados como la metalurgia siempre en un nivel doméstico. Ya sea el manejo de aleaciones como el acero o de metales como el aluminio, veremos todo lo referente a lo que un hombre puede hacer sin necesitar de grandes máquinas. En el momento en que se habla de androides y robots, esta alternativa humaniza las técnicas de producción.

 

La tercera revolución industrial

 

Ahora veremos un punto crucial de la historia para acercarnos a nuestros días, a esta posibilidad concreta de hacer una revolución que no requiere tecnologías imposibles sino de las industrias caseras de hace cientos -y aun miles- de años. Para echar un vistazo a cada industria es necesario que entendamos esto, en los tiempos en que los medios de comunicación comenzaban a conectar el mundo entero en sistemas precursores a este que usamos, que se denomina internet y del cual tanto provecho sacamos.

Un dato de gran relevancia para este momento de la historia mundial fue el telégrafo utilizado con el código creado por Samuel Morse (código que lleva el mismo nombre de su creador) en 1837. Esto permitió la comunicación de textos a través de circuitos eléctricos para luego ser perfeccionado por Guglielmo Marconi a través de la creación del primer telégrafo inalámbrico (éste último se basó en las investigaciones de Heinrich Hertz). Durante esta etapa de la revolución industrial se dio lugar la alianza entre el mundo financiero y el industrial consolidándose de esta manera el capitalismo industrial.

Lo que se llamó “la organización científica del trabajo” estuvo propulsada por la búsqueda de los dueños de las fábricas de bajar los costos de producció y producir más en menor tiempo.

Así llegó el taylorismo (llamado así por el ingeniero Frederick Taylor quien lo ideó) caracterizado por la división y epecialización del trabajo con el fin de reducir los tiempos de producción. El fordismo se sumó a estos objetivos  poniendo en práctica las cadenas de montaje.

La tercer revolución industrial comenzó a ser tema de conversación a partir de la Segunda Guerra Mundial, caracterizándose principalmente por el desarrollo de la energía atómica, la cibernética y la microelectrónica. Muchas veces se habló de este período como el de la Sociedad Postindustrial. Se acentúa durante esta etapa la aplicación de la tecnología (mayormente la tecnología informática y de las telecomunicaciones) a los diferentes procesos productivos. Es así entonces como Japón (principal centro de producción de tecnología informática) se sitúa como uno de los paises en mayor ascenso en la escena industrial. Siendo el toyotismo el nuevo modelo de organización del trabajo desplegado casualmente en ese país oriental, llamado de este modo por se desarrolló en Toyota, fabrica de automóviles japonesa. También fue denominada ohnismo por su diseñador Taiichi Ohno ingeniero de la empresa.


Búsqueda personalizada