Higiene industrial

Ambientes de trabajo

Cocina industrial

Sanitarios

Limpieza del aluminio

Limpieza de relojes

Lubricantes

Volver a Inicio

Limpieza industrial

 

Siempre dentro del marco de la filosofía de las industrias caseras y recursos autogestionados, ofrecemos esta guía de uno de los aspectos más importantes de la actualidad industrial: la limpieza y la higiene. Esto servirá para cualquier emprendimiento que se quiera comenzar, no importa su naturaleza o dificultad. La limpieza será siempre un tema a tratar.

En la actualidad del mundo de la industria la importancia de la limpieza industrial es cada vez mayor. No sólo por la necesidad de otorgar a cliente calidad en los productos y servicios sino también por la toma de conciencia en cuanto a la calidad del ambiente de trabajo para empleados y empresarios de las empresas.

Para comprender a qué apunta la limpieza industrial es necesario tener una idea previa del concepto de limpieza en general. En cuanto a los ambientes industriales se requiere tanto de una limpieza como de desinfección. Quizás la relevancia de una sobre otra se articule al tipo de industria (en función de los productos a fabricar o los servicios a brindar) pero en su mayoría hay que quitar tanto la suciedad, que se ve (como la infección), muchas veces invisible a los ojos. Esto no quiere decir que deba realizarse ambas al mismo tiempo, muy por el contrario se sugiere realizar primero una limpieza profunda de la suciedad y luego recién una desinfección.

Esto es así por dos motivos:

1. En primer lugar por que realizar primero la desinfección trae resultados limitados al reducir su poder la suciedad existente y;

2. Por otra parte, porque no siempre los productos que limpian logran desinfectar adecuadamente al mimo tiempo (y la combinación de limpiador y desinfectante no siempre es saludable al organismo que las implementa).

Pero ¿cuales serían los beneficios de ambas en la limpieza industrial? Es de suma importancia evitar toda consecuencia no deseada en la salud de los empleados de nuestra empresa. Por otra parte el cuidado de las piezas y maquinaria utilizada también requiere de limpieza y desinfección a fin de maximizar su uso y duración evitando un desgaste prematuro. Además el consumidor final muchas veces se interesa en los procesos de producción y valora la limpieza industrial como un elemento más en dichos procesos.

Otra consecuencia beneficiosa de esta tarea es el buen ambiente laboral que se genera, libre de olores poco agradables o incluso de plagas que ocasionalmente puedan aparecer debido a la existencia de microorganismos en los diferentes ámbitos de trabajo. En general en la limpieza industrial de a poco se dejó de utilizar el jabón como principal elemento de limpieza para reemplazarlo por el detergente. Esto se produjo debido a sus limitaciones para actuar en aguas duras.

Por otra parte el jabón es en realidad la sustancia de limpieza que menos contamina el medio ambiente. Existen diferentes métodos de limpieza, están los manuales (energía mecánica) y los automáticos (energía química y térmica). Existen dos sistemas muy difundidos: el “clean in place” para el que no se necesita el desarmado de las maquinarias en sus diferentes piezas sino que se emplea un determinado líquido limpiador (concentrado de acuerdo a las sustancias a remover) que se hacer circular por las tuberías del equipo en forma automática.

Este sistema es el que se usa con mayor frecuencia en algunas industrias lácteas. Otro sistema es el “Clean out of place” para aquellos equipos que necesiten un limpieza más profunda por lo que es necesario desmontarlos en sus diversas piezas y sumergirlas en agua con la sustancia limpiadora. Una advertencia que generalmente viene a colación respecto de la limpieza industrial es el uso de abrasivos.

Tan sólo la suciedad más difícil de sacar amerita el uso de estas sustancias dado que su uso frecuente trae serias consecuencias en los equipos y maquinarias utilizados por las empresas haciendo que su desgaste sea mayor y por lo tanto menor su durabilidad. Para una adecuada limpieza industrial no sólo se requiere de buenos productos de limpieza y desinfección sino también de buen personal de limpieza. Un buen personal de limpieza en general se toma los tiempos que realmente te requieren para cada pieza de los diferentes equipos como así también de los diferentes ámbitos de trabajo dentro de la empresa.

Algo que acompaña estos procedimientos son los elementos idóneos para la tarea, ya sea cepillos o cualquier otro tipo de elemento necesario. El lugar donde se almacenan todos estos elementos (detergentes, desinfectantes, cepillos, etc.) debe ser un lugar adecuado a fin de no dañar los productos reduciendo su efectividad. Por último es recomendable el trabajo con el cuerpo de la empresa en todos los niveles a fin de capacitar sobre medidas de higiene que faciliten el proceso de limpieza a llevar a cabo por el personal correspondiente.


Búsqueda personalizada