Herramientas y seguridad en el taller

 

Seguridad

 

 Al usar una de estas herramientas hay que tener cuidado, pues el gatillo para soltar las grapas es muy suave y sensible, con lo que resulta fácil provocar accidentes.Conviene tener a mano una serie de útiles de uso general, que pueden ser los que vemos a continuación.

 

Caja de inglete

 

Este útil se utiliza para realizar cortes a inglete a 90 grados, si no disponemos de una máquina de ingletear como la que hemos visto anteriormente.Es muy práctica para realizar los cortes de molduras que van unidas a 45 grados, como pueden ser las jambas de las puertas.

 

Soportes para taladro


Existen dos tipos de soportes para taladro, el soporte vertical y el horizontal. El vertical permite convertir una taladradora portátil en una máquina fija, ganando en precisión y posibilitando sujetar las piezas mientras se taladran.

  

Soporte horizontal para taladro

  

Al igual que el anterior, existe en el mercado un tipo de soporte horizontal para máquinas de taladrar que tiene una aplicación concreta, que es la de convertirla en lo más parecido a un tomo. Sujetando una pieza cilíndrica en las garras de la taladradora,

Es, por tanto, de gran importancia ponerse unas gafas, que sean transparentes Y sin graduar, ajustadas lo más posible a la cara por medio de una goma elástica, de manera que no haya posibilidad de que ninguna viruta, por pequeña que sea, se pueda meter en nuestros ojos.

 Tenemos que pensar que son muchos los materiales que pueden saltar al romperse por su manipulación, pero algunos, por sus características especiales, son más propensos a romperse de manera peligrosa. Tengamos en cuenta esto siempre que vayamos a clavar algún clavo de acero. Estos se parten, en vez de doblarse, cuando se les da con el martillo y éste no golpea de plano, con la peculiaridad de saltar a mucha velocidad, y si nuestros ojos están en su trayectoria es muy probable que queden seriamente dañados.

 El inconveniente de poner los tacos o listones de tope con gatos está principalmente en que, si la herramienta necesita tener salida por la parte final de la pieza, puede encontrarse con el gato como tope; en el caso de que esta herramienta sea el formón estropearíamos totalmente el corte e igual ocurriría en el caso del cepillo.

 

 

Precaución con las herramientas eléctricas portátiles

 

Al igual que en las herramientas manuales, en todas las máquinas eléctricas manuales deberemos tener en cuenta la importancia de que los utensilios de nuestras máquinas dedicados a cortar, es decir, cuchillas, sierras, etc., estén perfectamente afilados. Esto hará que los cortes sean suaves y que no astillen la madera, además hará que no haya necesidad por nuestra parte de realizar presiones que obliguen al motor en su funcionamiento.

 Mientras que el peligro con la herramienta manual es, por lo general, fundamentalmente de heridas fácilmente curables y poco graves, en cuanto entramos en las herramientas mecanizadas hablamos de mucho peligro, si no tenemos cuidado y no ponemos todos los medios que estén a nuestro alcance para que los accidentes no ocurran; si éstos llegan a pesar de haber tomado las precauciones oportunas, las lesiones serán de consecuencias poco o nada graves.

 Si observamos el funcionamiento de una máquina normal de calar, vemos como los dientes de la cuchilla están dispuestos de forma que el corte lo hace la cuchilla al subir hacia arriba. Esto quiere decir que la viruta que se realiza durante el corte sale despedida hacia nuestra cara a gran velocidad. Aquí volvemos a nombrar las gafas de protección como una de las mejores prendas de seguridad para nuestros ojos.

 Dada la responsabilidad que tienen fabricantes de herramientas, esta máquina ha sido en alguno de los casos preparada con una visera de metacrilato, de esta manera no perdemos la visibilidad del trabajo pero sí tenemos perfectamente a salvo nuestros ojos .

 El otro riesgo que corremos con máquina de calar es, sin lugar a dudas poner los dedos delante de la hoja. Para esto la única solución es no poner dedos en el camino de la máquina mientras sujetamos la madera. Es preferible sujetar la madera con un gato, aunque, como ya dijimos anteriormente, se pierda algo de tiempo.

 El cepillo eléctrico tiene el mismo efecto que el cepillo de mano, con la diferencia de que esta máquina funciona a e 7.000 revoluciones por minuto, como mínimo. Las gafas protectoras son necesarias en cualesquiera de los trabajos que vayamos a realizar con maquinaria manual.

 Estas maquinas, al funcionar por revoluciones, lo que hacen es golpear muchas veces a nuestra madera en muy poco tiempo; de esta manera se consigue el trabajo preciso, pero también se aumenta el peligro de que, al encontrar una parte de madera dura, como puede ser un nudo o bien una astilla ya rota, este pequeño trozo salte a mucha velocidad y sin ningún control.

 Otra máquina que tendremos que utilizar en algunas ocasiones es la sierra circular. Lo más aconsejable es cortar siempre sobre una guía sujeta por dos gatos de carpintero, con la intención de apoyar siempre la plataforma de la máquina; de esta manera el corte será siempre recto y, por tanto, la máquina no hará ningún movimiento extraño.

  

 Seguridad con la maquinaria de taller

 

Precaución: no debemos mover la máquina hacia los lados.

 Cuando hablamos de máquinas de taller hablamos de palabras mayores en cuestión de accidentes de trabajo.

 Todas las máquinas están provistas de guías para el corte de tableros, así como de tablones, de manera que no deberemos cortar ninguna madera al aire, es decir, sin guía. Para ello existen máquinas específicas

 Antes de ponernos a trabajar en la máquina es de vital importancia el no dejar por encima de la mesa ninguna herramienta que hayamos usado para apretar o aflojar tuercas o tornillos, ya que si estas herramientas cayeran en las cuchillas o sierras de corte comenzarían a salir trozos de metal muy pequeños volando a mucha velocidad, haciendo las veces de metralla.