EL VUELO Y LA METEOROLOGíA AERONÁUTICA

En las zonas exactamente al norte y al sur del ecuador, el flujo será hacia el ecuador. En el hemisferio SUT, este flujo es despla zado hacia la izquierda (del aire que fluye de regreso) creando los vientos del Sud este. Al norte del ecuador el aire es desplazado a su de Techa) creando los vientos del Nordeste. Las zonas de aire exactamente sobre el ecuador se caracterizan por su calma y el aire se eleva verticalmente con muy poco des plazamiento horizontal (viento). Otras zonas de calma son las de las latitudes medias donde el aire que se eleva desde el ecuador comienza a descender con un pequeño movimiento horizontal. Los marineros de otro tiempo llamaban a esta zona "latitudes de los caballos" de bido a que cuando sus veleros se encalmaban en estas zonas, se veían obligados a arrojar la mayor parte de su carga por la borda, carga que en aquellos días con sistía, en gran parte, en caballos.

El esquema general de la circulación, las dominantes y otros vientos, se modifica con las estaciones y de día en día de bido a la distribución desigual de la tem peratura. Por ejemplo, el agua permane ce, más o menos constantemente, a una temperatura dada, ya que se calienta y se enfría muy despacio. Esto no sucede con la Tierra, la cual tiene una gama mucho mayor de temperaturas debido a que se calienta y pierde su calor rápida mente. De esta manera en verano, los continentes, que cambian de tempera. tura con rapidez, se calentarán hasta estar más calientes que el agua. En in vierno, pierden su calor en seguida, y el agua, permaneciendo más o menos constante en su temperatura, estará más caliente que la Tierra. Por esta razón en verano el viento tiende a soplar desde el agua (fría) hacia la Tierra (más caliente) produciendo las brisas marinas. En invierno este flujo se invierte. Las modificaciones locales de este flujo tienen lugar cerca de los lagos y otros acciden tes de agua. Durante el día, el flujo será del mar hacia la Tierra, invirtiéndose luego de las puestas del Sol.

Como la superficie de la Tierra es des. igual (compuesta de objetos que absor ben y disipan calor a regímenes diferen tes) da lugar a modificaciones en los flu jos de aire o vientos. Los fuertes monzo nes de la India se deben a los eventuales desplazamientos de los vientos de su gran superficie terrestre hacia los gran des océanos que rodean el continente. Los mismos principios se observan en otros terrenos diferentes. Uni montaña, como está hecha de piedra, se calentará más rápidamente durante el día que los árboles adyacentes en los valles. Así, pues, habrá una brisa del valle durante el día y una brisa de la montaña por la noche.


CORRIENTES VERTICALES

Otra característica del vuelo, particu larmente en regiones montañosas, es la creación de corrientes verticales ascen dentes o descendentes. Una corriente as cendente será provocada por el aire que fluya sobre una obstrucción tal como una montaña o edificios. La corriente ascendente se produce sobre una ladera.
 

 

 

LA HUMEDAD

 

La humedad del ambiente interesa al piloto particularmente por la formación de hielo, la altura de las nubes, y la probabilidad de formación de niebla, que trae aparejada la consecuente res tricción de la visibilidad.

El vapor de agua es la parte más variable de la atmósfera, y se condensa en varias formas, tales como nubes, niebla, lluvia, hielo, nieve y granizo. Los procesos naturales consisten en agregar agua al aire y luego extraerla del mismo. El agua es tomada por el aire, por medio de la evaporación, desde la superficie de los océanos, lagos, ríos, etc., y agregada a la atmósfera en forma de vapor, invisible a la vista. La cantidad de vapor de agua que el aire puede contener depende de la temperatura; cuanto más alta es ésta, maY9r es la cantidad de humedad que puede contener. Al enfriarse el aire o agregársele agua, el aire llegará a estar eventualmente saturado, lo que signifi ca que no puede contener más humedad. La humedad, o porcentaje de vapor de agua en el aire, comparado con la mayor
cantidad posible que podría contener a esa misma temperatura, es de ciento por ciento en el punto de saturación. Pasando este punto el agua debe condensarse. Al elevarse las corrientes de aire, éste se enfría al alcanzar. altitudes mayores (la temperatura disminuye con el aumento de altitud), y la humedad se condensa haciéndose visible en forma de nubes. Partículas activas de polvo forman .el centro de cada gotita de nube. Si las condiciones de la atmósfera son estables, las nubes tomarán la forma de capas chatas. Si por el contrario, la nube fuese formada por corrientes de aire que se elevan rápidamente sobre arena caliente, montañas o por condiciones turbulentas o inestables de la atmósfera, la nube au mentará verticalmente hasta alcanzar grandes alturas, tomando la forma de coliflores. Este tipo de nube, cumulus (en contraste con stratus o nubes en capas) crea las tormentas y relámpagos acompa ñados de granizo. Dentro de esas nubes las corrientes ascendentes y descendentes son tan fuertes que el avión podría deshacerse. Por esta razón las tormentas de nubes cúmulos deben evitarse duran te el vuelo, como precaución.

 

 

La niebla

 

La niebla se forma rápidamente Y puede ser disipada por el viento (mezclando el aire con zonas de temperaturas más altas, absorbiendo así la humedad) o por el agregado de calor, inmediatamente luego de la elevación del Sol. Cuando un flujo de aire húmedo choca contra una super ficie fría, el resultado de este movimiento horizontal será asimismo el de la formación de niebla. Un ejemplo de esto es la niebla monzón, que se forma cuando el aire caliente del continente sopla sobre la superficie del océano, que es más fría. Otro tipo de niebla costera es la que se crea cuando el aire, posándose so bre corrientes oceánicas calientes, fluye sobre las superficies terrestres más frías por la tarde. La niebla puede también formarse en Tierra a causa de la elevación gradual del terreno. El aire, forzado a elevarse por la geografía del suelo, se enfría, y habrá presencia de niebla a me dida que el aire se acerca a la regiones más altas. Las nieblas son un peligro extremadamente grande para el transporte aéreo, debido, naturalmente, a la restric ción de la visibilidad.

 

MASAS DE AIRE

Las grandes masas de aire que descan san por algún tiempo sobre continentes u océanos adquieren las características de dichas regiones. Las zonas árticas y tropicales se distinguen siempre fácil mente por esta razón, en lo que al tiem po se refiere, y cada una tiene propiedades apreciablemente diferentes. El aire polar será de baja temperatura y, siendo el aire frío más pesado que el corriente, tendrá también grandes presiones. Una vez que una masa de aire o cuerpo gran de de aire que tenga las mismas caracte rísticas horizontalmente (temperatura, presión, contenido de humedad, etc., son las mismas en toda la zona) se establece en la región de origen tal como en los polos o en los trópicos, se pueden pronos ticar las condiciones meteorológicas que la misma provocará,. Estas masas de aire se mueven a través de la superficie te rrestre, cambiando según la superficie sobre la cual fluyen. En general, las ma sas polares se desplazan sobre los conti nentes al encuentro de las masas tropicales. Como ambas son de características completamente diferentes, su mezcla no resulta uniforme. El límite entre las dos masas de aire se llama frente y se carac teriza por su gran actividad en las manifestaciones atmosféricas.

El aire proveniente de las regiones ár ticas o polares es, en general, frío y seco, con grandes presiones; el aire tropical o ecuatorial es caliente y húmedo con presión baja. El contenido de humedad de una masa de aire varía con el tipo de su perficie sobre la cual se ha originado: continental o marítima; la primera tien de a secar el aire y la segunda a agre garle humedad. Si una masa de aire es más fría que la superficie sobre la cual fluye, se llama masa de aire frío, aun cuando su temperatura puede ser relati vamente alta. En este caso, la masa se calentará desde abajo, lo cual causa la ele vación de corrientes de aire, formando nubes de tipo cumulus. El vuelo será brusco en los niveles bajos, pero las corrientes de aire ascendente aportarán buena visibilidad, ya que las partículas de polvo serán llevadas a lo alto en lugar de agrumarse en capas cerca del suelo. Las precipitaciones (condensación de la atmósfera en la forma de lluvia, nieve, etc.) se caracterizan por las garúas, toro mentas y ráfagas de nieve. Una masa de aire caliente, más cálida que la superficie sobre la cual se desplaza, se enfriará des de abajo. La parte inferior de esta masa, al enfriarse, se hará más pesada y tende rá a resistir un desplazamiento vertical. El aire se uniformará con el polvo acumulada en la parte inferior, disminuyen do la visibilidad, y las nubes serán del tipo stratus o en capas. La precipitación no será espasmódica o intermitente como en la masa de aire frío, sino que tenderá a ser continuada, formándose a menudo lloviznas y neblinas.

Cuando las masas de aire frío y calien te se encuentran, la atmósfera del frente ofrece muy pobres condiciones de vuelo. A igualdad de volumen, el aire frío es de la montaña, y el aire fluirá hacia aba jo sobre la otra ladera creando una corriente descendente. A menudo estas co rrientes son tan fuertes, que si uno se acercara a la montaña volando contra el viento a una altura apenas necesaria pa ra salvar la cúspide en condiciones normales, el avión sería impulsado hacia abajo, por la ladera de la montaña, al volar a través de la corrientedescenden te. Por esta razón hay que tratar de que los espacios entre la montaña y el avión sean grandes al planear vuelos sobre te rrenos montañosos, y cuando se llega cero ca de aeropuertos situados sobre mesetas o donde haya hondonadas en las cerca nías, ya que los aterrizajes se hacen generalmente contra el viento. Asimismo se encontrarán corrientes descendentes al aterrizar en aeropuertos, si se cruzan zo nas de agua, o más frías que la pista de aterrizaje, inmediatamente antes de alcanzar el campo.