Hidrocarburos en la química

Los compuestos orgánicos más sencillos están formados por C e H solamente, motivo por el cual reciben el nombre de hidrocarburos. Existen, en primer lugar, los hidrocarburos de cadena abierta y los de cadena cerrada.
Los hidrocarburos de cadena abierta son llamados tambien alifáticos. Los segundos son los hidrocarburos de cadena cerrada o cíclicos.

Dentro de los alifáticos tenemos tres series, según que sólo haya entre los átomos de C ligaduras simples, ligaduras dobles o triples. Así, tenemos las tres series, llamadas parafínica, etilénica y acetilénica
Existen para las sustancias de uso corriente dos nombres:

el comercial o común y el que le corresponde por la nomenclatura. El primero suele ser más breve v menos "erudito"; pero en cambio el segundo tiene la ventaja de ser racional, es decir, que su retención en la memoria resulta fácil, y además -y esto es lo principal- el nombre deriva de alguna característica importante de la sustancia, y la recuerda al nombrarla.

La consideración de estas series es importante, pues facilita el estudio de la Química orgánica. Dichas series, formadas por sustancias que difieren, una dada de la siguiente, en CH2 (compruebe esto el lector), se llaman series homólogas, y en ellas se cumple esta importan-tísima circunstancia: los términos de una misma serie' homóloga tienen propiedades físicas de variación gradual y propiedades químicas semejantes. Tendremos oportunidad de dar ejemplos de series homólogas y describir sus propiedades. Como podrá comprenderse, esta circunstancia facilita el estudio: basta con estudiar las propiedades químicas de un solo término de una serie homóloga para conocer esas mismas propiedades de todos los términos de la misma.

Se conocen hidrocarburos con cadenas lineales de más de 50 átomos de C, y parece ser que esta propiedad del átomo de carbono de unirse con sus iguales no tiene límite definido.

En cuanto a los hidrocarburos cíclicos, tienen importancia mayor los homólogas del benceno y el benceno mismo. Constituyen la serie de hidrocarburos aromáticos y de ellos nos ocuparemos al considerar temas particulares.
Los hidrocarburos en general tienen importancia desde dos puntos de vista. Los alifáticos constituyen una gran proporción del petróleo y, por supuesto, de sus derivados: nafta, keroseno, etc.; por lo tanto, se aplican directamente como combustibles. El supergás, usado hoy en sustitución parcial del gas de alumbrado, es una solución de hidrocarburos gaseosos. Pero la gran importancia teórica de los hidrocarburos se debe a que pueden considerarse como las sustancias de las cuales derivan casi todas las demás sustancias orgánicas.