Materiales plásticos, su importancia y clasificación

Es uno de los capítulos más apasionantes de la Química industrial de la actualidad. El nombre de materiales plásticos no corresponde a sustancias que poseen entre sí algún parentesco químico, sino a un conjunto de sustancias muy complejas que tienen la propiedad de poder moldearse y dar objetos de formas variadas, de aspecto atrayente y de resistencia química a los agentes atmosféricos habituales.

Los materiales plásticos han sustituido en muchos usos, a veces con ventaja, a algunos metales y a la madera. Reciben a veces el nombre de resinas sintéticas, debido a que se parecen en su aspecto exterior y en algunas propiedades físicas a las resinas naturales. También éstas han sido sustituidas en algunos de sus usos por los materiales plásticos.

Químicamente, son el resultado de polimerizaciones o condensaciones de sustancias relativamente simples. Uno de los agentes de condensación más usados es el formal (metanal = aldehído fórmico). La constitución química de los plásticos es un problema sin solución actual. En este dominio se investigan hechos de un modo completamente empírico, y la mayor parte del conocimiento de valor económico es guardado en secreto por los industriales que lo poseen.

Existen dos grandes grupos de plásticos: los termorrígidos, que una vez obtenidos no pueden ablandarse con el calor, y los termoplásticos, que se ablandan y endurecen todas las veces que se calientan y enfrían. Estudiaremos en particular algunos de los plásticos de mayor interés.

La bakelita es el plástico que se usó primeramente en gran escala. Es un producto de la condensación de fenal con formal y es el prototipo de las llamadas resinas de fenal formaldehido. En esta resina, como en otras termorrígidas, se suele usar el sistema del polvo de moldeo, que consiste en hacer un producto pulverizado en el cual la resina no se halla totalmente formada aún, mezclada con colorantes, sustancias de "carga" y otras que cumplen diversas finalidades. Este polvo se coloca dentro del molde, que luego se calienta. La resina se forma en el molde mismo al ser calentada. Con bakelita se hacen multitud de pequeños objetos que el lector estará, sin duda, acostumbrado a ver diariamente.

Del tipo de la bakelita son las resinas de caseína (producto obtenido de la leche) y formal, las de furfuroly formal, etc. Un tipo distinto de resirias lo constituyen aquellas que dan productos transparentes, de flexibilidad grande y que han recibido los nombres de "vidrios orgánicos", "vidrio flexible", etc. No tienen. ningún parentesco desde el punto de vista de su composición con el vidrio común, pues éste está formado exclusivamente con sustancias inorgánicas, mientras que los "vidrios" flexibles, ete., son enteramente orgánicos. Se usan, con nombres diversos -como Plexiglass, por ejemplo-, en la construcción de objetos de óptica en reemplazo del vidrio, para "vidrios" planos en ventanas de aviones, etc. Algunas de estas resinas, como las de urea y formaldehido, se utilizan para hacer telas inarrugables. Otras resinas de este tipo son las llamadas acrílicas y las de anhídrido ftálico.

Entre los materiales plásticos cabe mencionar el caucho sintético. En efecto, el caucho natural, contenido en el látex de algunas plantas, en especial de la Hevea brasiliensis, resultó ser un polimero del hidrocarburo isopreno:

Como el cultivo de las plantas caucheras se debe hacer en lugares tropicales, generalmente alejados de los grandes centros industriales, lo que trae dificultades, sobre todo en casos de conflictos bélicos, los químicos han tratado de fabricar, y lo han conseguido, caucho sintético, siguiendo el camino indicado por la composición del caucho natural. Obtuvieron hidrocarburos análogos al isopreno, los cuales por polimerización se transforman en caucho artificial. A pesar de que en la actualidad el precio del producto sintético es algo mayor que el del natural (eso no cuenta en caso de guerra), se conseguirá, probablemente, hacerla más barato, en un futuro no muy lejano. En cuanto a sus cualidades, en algunos aspectos es mejor que el natural.

Los nombres de buna y neoprene son designaciones comerciales del caucho sintético alemán y norteamericano, respectivamente.