barra-revoluciones-industriales

 

Volver a Inicio

Naves industriales

 

 

Para empezar con un proyecto industrial, la cuestión del lugar de emplazamiento es crucial: allí es donde todo el trabajo y la producción serán manufacturadas y merece un apartado especial. Si empezamos con los grandes proyectos, veremos que es posible aplicar algo de esta arquitectura a cualquier empresa que esté recién comenzando. Las naves industriales corresponden a las estructuras a veces pre fabricadas que se consiguen a la venta incluso por internet, de todos los tamaños o personalizadas según las necesidades de la empresa. Una vez que se maneja el proyecto en el espacio, ya estamos listos para comenzar con la construcción y el emprendimiento que sea.

Lo que se conoce con el nombre de Naves Industriales es el lugar conformado por una estructura metálica donde se instala generalmente algún tipo de fábrica. Se le otorga este nombre por que el techo del galpón tiene forma de “v”, como una nave. También se los denomina como edificios industriales.

Quienes realizan las construcciones de estas naves industriales son ingenieros civiles o arquitectos con experiencia en el trabajo dentro de industrias. Esto debería ser así por toda una serie de detalles precisos que la construcción dentro del mundo de industrial requiere.

 

Proyecto de nave industrial

 

Los proyectos de construcción de naves industriales están entre las mayores prioridades a la hora de fijar el espacio de la empresa o factoría. Actualmente este tipo de proyecto es una de las mayores fuente de trabajo para empresas que se dedican a la fabricación de materiales metalúrgicos. Dada la gran cantidad de empresas dedicadas a este tipo de construcción, es importante que quien decida montar una nave industrial evalúe en su proyecto a estas empresas no sólo en la calidad que le brindan con sus materiales sino en el armado de dicho proyecto y la efectividad para cumplir el plazo de construcción ofertado.

Esto es muy importante por que dentro del mundo de la construcción en general, los tiempos y plazos suelen ser muy laxos y pocas veces se entregan las obras en el tiempo inicialmente estimado. Un proyecto completo incluye: un buen análisis de las necesidades de la empresa que desea armar la nave industrial, la elaboración del proyecto propiamente dicho, la aprobación de este por parte de la empresa y su consecuente implementación, y finalmente, la construcción de la nave industrial.

 

Construcción de naves industriales

Para la construcción de una nave industrial lo primero es el proyecto completo y la evaluación de su implementación. Una vez resuelto este punto, es necesario pasar por diferentes etapas, éstas son:

  1. La obra civil que tiene como principal elemento a la cimentación, encargada de transferir el peso de la estructura al terreno. Una vez concluido el proceso de la cimentación se pasa a realizar las canalizaciones y la solera.
  2. La estructura propiamente dicha, generalmente formada por estructuras metálicas o pórticos de geometría variable. Existen diferentes tipos, algunos más usados que otros y elegidos siempre en función del tipo de superficie y usos de la nave: tubular, pretensada, celosía, perfil de sección variable, perfil de alma llena, entre otros.
  3. La cubierta o cerramiento de la estructura para lo que habitualmente se utilizan paneles de chapa solapados y atornillados a las correas. Al colocar la cubierta es necesario incluir un aislante térmico que puede ser: con placas rígidas de aislante, con una manta aislante o con panel de chapa (llamado tipo “sándwich”).
  4. Existen tres tipos o materiales con los cuales pueden realizarse las paredes de la nave industrial: paneles de hormigón, bloques de hormigón o paneles de chapa grecada.  Por lo general se utiliza la combinación de más de un material e incluso cuando es preciso una aislamiento térmico se agregan materiales aislantes. Pueden usarse, al igual que en la cubierta, paneles traslúcidos para iluminar naturalmente el interior de la estructura.
  5. Los complementos serían aquellos elementos que se requieren para el mejor equipamiento de las naves industriales. Son variados, van desde ventiladores y traslúcidos hasta puertas basculantes o seccionales y ventanas. Uno de los complementos más importantes es quizás la instalación eléctrica, siempre en función del uso de la nave.

Búsqueda personalizada