barra-revoluciones-industriales

 

Volver a

electricidad industrial

Motores eléctricos

 

Los motores eléctricos son máquinas a dínamo que convierten energía mecánica (el movimiento rotatorio) en energía eléctrica, sentando las bases de los recursos energéticos mundiales hoy en día. Tanto en la electricidad industrial como en el transporte, los motores eléctricos han permitido un importante ahorro de energía, ya que posibilita el almacenamiento de electricidad con mayor facilidad que otros dispositivos en que la energía simplemente se consume.

Por ejemplo los trenes actualmente cuentan con un sistema de frenos dínamo que les permite utilizar la energía de la frenada para ser consumida en el arranque posterior. El principio físico del funcionamiento de este tipo de motores consiste en que toda corriente que circula por un conductor eléctrico tiende a desplazarse en forma perpendicular a la línea de acción del campo magnético. Este campo y la corriente eléctrica interactúan determinando cómo se convierte un tipo de energía en otro. En estos casos el conductor funciona como imán eléctrico y se lo denomina rotor, en tanto funciona con movimiento giratorio.

 

Tipos de motores eléctricos

 

Los principales tipos de motores son los de corriente alterna o los de corriente continua. Estos últimos se clasifican según su conexión: motor en serie, compound, shunt, motor eléctrico sin escobillas, motores paso a paso y motor sin núcleo. Estos motores han revolucionado la industria por lo económicos y lo fácilmente adaptables en términos de posición. Sin embargo, han sido superados, luego del advenimiento de la electrónica, por los motores de corriente alterna, que permiten una regulación de la velocidad más económico a nivel industrial. Estos motores tienen una estructura similar aunque con algunas diferencias en la disposición del rotor. Los motores de corriente alterna se clasifican en asincrónicos (o de inducción), sincrónicos y colectores. A su vez pueden ser monofásicos o trifásicos.

 

Arrancadores de motores

arrancadores-motores-electricosSe trata de dispositivos que hacen que el botón accionado induzca el arranque del motor mediante la derivación previa de la potencia a su circuito. Su funcionamiento se basa en la conexión de los estatores del motor, que luego de un tiempo establecido, conmuta, dejando conectados los bobinados en esquema de triángulo. Este tipo de arrancador de motor, llamado “arrancador estrella triángulo”, tiene una ventaja importante por sobre los arrancadores comunes, que son los que derivan la potencia de forma directa. El beneficio se basa en la posibilidad de ahorrar energía mediante esta triangulación. La conmutación varía típicamente en 0,05 segundos y 100 segundos.

Además de arrancar los motores, estos dispositivos tienen la función de invertir la marcha del motor.  

 

Variadores de velocidad

 

Los variadores de velocidad de motores es esencial para diferentes procesos industriales, como por ejemplo las cintas transportadoras, que si llevan elementos de diferente peso requerirán una aceleración o desaceleración del giro del motor. Este proceso es crucial para la automatización de la producción en serie de un sinnúmero de productos distintos.  

 

Guardamotores


guardamotores-inversores-variadoresEstos dispositivos son sistemas de protección para sobrecargas en los motores: si el motor está moviendo una polea que se traba, la carga excesiva fundirá el motor, por el calor que se genera en sus bovinas. El principio de funcionamiento consiste en que el calentamiento acumulado libera  un amperaje que hace saltar el guardamotor a modo de interruptor de energía eléctrica.

Se asigna una intensidad para la regulación en cuanto a la temperatura, y también un disparo magnético ajustable, según las condiciones del circuito y la temperatura del ambiente.

 

Búsqueda personalizada