barra-revoluciones-industriales

Fábrica de azulejos

 

 

Volver a industrias caseras

Fabricación de azulejos de vidrio

 

Las placas de vidrio pintado imitando azulejos, se están usando en la construcción como un substituto o como una variante de fantasía del azulejo cerámico o del de opalina.

Estos azulejos están hechos con vidrio común grueso, y hasta cierto punto pueden reemplazar al azulejo cerámico tan universalmente conocido y empleado en el revestimiento de paredes en baños, cocinas, laboratorios, mercados, hospitales. etc. Y de­cimos "hasta cierto punto" porque el azulejo cerámica está hecho con pas­tas de loza vitrificada de una estructura y características insustituibles por su alta duración.

El aspecto del azulejo de vidrio es muy bonito, pues como su coloración se obtiene en frío, admite toda clase de clores vivos, cosa muy difícil de conseguir con el azulejo cerámica pues las altas temperaturas de cocimiento sólo toleran ciertos y determinados colores de probada resistencia al calor del horno de cerámica, por lo cual resultan también mucho más caros que los de vidrio.

Para los que dispongan de poco capital y tengan fe en las posibilidades de esta industria por encontrarse relacionados en el ambiente de la construcción recomendamos este trabajo (que puede resultar todavía más interesante si se hacen creaciones origi­nales de carácter artístico).

Es bueno hacer notar que para iniciar la fabricación de azulejos de vidrio no necesitamos empeñamos en grandes gastos; nos bastará una ha­bitación o galponcito para ínstalar nuestro taller-fábrica. Una o dos me­as grandes, de madera, de superficie bien plana y nivelada, unas estanterías para guardar las pinturas y solventes. A

demás del espacio apropiado para almacenar los elementos de trabajo, vidrios y secadores de las piezas pintadas, etc., completan la instalación.

Los vidrios los podemos encargar cortados y listos para pintar, pero si nosotros mismos deseamos hacer este trabajo, lo conseguiremos cortar con el conocido corta vidrio de meditas de acero Que bien manejado corta como un buen diamante. Usaremos vidrios de buena calidad de 2,5 a 3 mm. de espesor. Una piedra abrasiva al agua, de rotación horizontal nos servirá para desgastar los cantos filosas que se producen en el corte.

 

Tamaño de los azulejos

 

En cuestión de tamaño para esta clase de azulejos podemos decir que no existe una medida estandarizada como en el caso de los cerámicos. Cada fabricantes ha tomado a su arbitrio la adopción de las medidas. en algunos casos exageradas.


Cortado del vidrio. Decidido el tamaño que llevarán los azulejos, nos toca organizar los dispositivos para el corte de las láminas de vidrio procedentes de las fábricas. Teníendo en cuenta las formas geométricas de cuadriláteros de ángulos normales, el corte de los azulejos debe ser de caras paralelas y en ángulos de 90° para que su colocación no presente dificultades.

Como un recurso de seguridad y rapidez para corte perfecto se emplea un dispositivo formado por barras paralelas de planchuelas de hierro o listones de madera que determinan verdaderas reglas guías, las cuales por un movimiento de bisagras, se rebaten sobre la placa de vidrio tal como se indica en la figura. La disposición de

estas barras en los dos sentidos del corte permiten cortar alternativamen­te el vidrio sin mover para nada la placa.

Al asentar o rebatir las reglas pa ralelas en una dirección se pasa por el lugar del corte un pincel con agua­rrás o kerosén; esto facilita el trabajo de la ruedita cortavidrio.

 

Búsqueda personalizada