barra-revoluciones-industriales

Volver a industrias caseras

Ceras

 

El lustrado a la cera, de muebles, maderas y pisos, es un procedimiento que por ser económico, sencillo y rápido, goza de gran aceptación y da a la madera un mejor aspecto y realce.

Existen muchísimas fórmulas y procedimientos para el lustrado a la cera, siendo por lo tanto ameno e interesante su conocimiento, por lo cual, antes de entrar en materia, conviene que pasemos revista a las distintas clases de ceras y otras substancias empleadas en la elaboración de estos productos y al mismo tiempo que ha­cemos su presentación y damos sus caracteristicas nuestros lectores po­drán tomar nota de las posibilidades que se les pueden presentar para en­sayar distintas combinaciones.

 

CERA DE ABEJA


Es el conocido producto de la secre­ción de las abejas; se conoce en el co­mercio con los nombres de cera virgen o cera amarilla y cera blanca, esta úl­tima llamada así porque ha sido depu­rada y blanqueada por procedimientos químicos. La cera es poco soluble en alcohol en caliente, e insoluble en frio; es completamente soluble en el éter, l!H -la esencia de trementina, en la naf· ta, la bencina y elsulfuro de carbono.

 

CERA JAPONESA


Es una substancia vegetal que per­tenece a las grasas y se extrae del fruto del "Rhus sucedánea", siendo entre nosotros poco conocida.


CERA DE MIRTO


Es también una substancia grasa vegetal extraída del fruto de la "Myr­ta cerifica".


CERA CARNAUBA


Muy conocida' entre nosotros, es una de las ceras vegetales más duras que funde entre 83° y 85°C. Esta cera se encuentra en las palmas de la plan­ta "Copérnica cerifica", que es una palmera del Brasil que se conoce con el nombre vulgar de palmera caran­day. Como dijimos, es una cera dura, quebradiza, insípida e inodora. Por estas excelentes condiciones es muy apreciada para la preparación de ceras de lustrar.


CERESINA


Es una substancia cerosa extraída de la ozoquerita o cerá fósil. Está constituída por una mezcla de hidrocarburos; se la encuentra en las proximidades de los yacimientos petrolíferos.

 

 

Blanqueo de la cera

 

La cera virgen es, por lo común, de color amarillo sucio y viene ade­más acompañada de ciertas impurezas. Para ciertos usos en la industria es indispensable el empleo de la cera blanca y perfectamente depurada, de manera que el trabajo de blanqueo y depuración de la cera es motivo de industria lucrativa.

Previo al proceso del blanqueo, de­bemos hacer la depuración de la cera, que se practica en la forma siguiente: en una olla o recipiente enlazado de suficiente amplitud, ponemos agua hasta la mitad; se agrega la cera a depurar de manera que el contenido del recipiente no llegue al borde, si­no que como medida de seguridad se deja unos 15 centimetros debajo del borde. Este recipiente se pone al fuego y se hace hervir un rato, después de lo cual, cuando la cera está perfectamente fundida con el calor del agua se retira del fuego y a medida que se revuelve con una espátula de madera se le echa poco a poco, con precaución, una cucharada de ácido sulfúrico. La cera, bajo la acción del ácido sulfúrico, se enturbia y abulta desmesuradamente amenazando salir del recipiente; por estas razones es que el ácido debe echarse despacio mientras se revuelve activamente la cera. Cuando más impura es la cera, tanto más se hincha con el agrega­do del ácido.

 

Después se deja reposar un rato hasta que se va solidificando en la superficie, por el enfriamiento. Todas las impurezas atacadas por el ácido sulfúrico se precipitan al fondo del recipiente durante el reposo. En estas condiciones, por medio de un cucha­rón se extrae desde la superficie tratando de no tocar el fondo para no revolver el sedimento formado, y se echa en recipientes de boca ancha untados de aceite o grasa.

La cera así depurada se funde de nuevo en mitad de agua y mitad de cera y una cuarta parte de alumbre. Se deja un rato al fuego y después se retira. Se decanta luego el agua y se recoge la cera. Se repite el procedimiento y listo.

 

Cera en polvo para salones de baile!


Se llama así a unas preparaciones secas que por su bajo costo se emplean para los pisos de los salones de baile v Que interesa conocerlas por ser prácticas para el uso indicado, ya que no necesitan aguarrás ni otros solventes que encarecen el producto. Esta preparación está compuesta por raspaduras de parafina y estearina
(raras veces contiene esperma de ballena) por partes iguales, adicionada de dos partes de polvo de talco. Para su aplicación se espolvorea el piso y los bailarines terminan el trabajo de fijarla.

Cera en pasta. Como comenzamos con la cera en polvo, seguiremos ahora con una fórmula de cera en pasta que si se quiere se puede disolver en aguarrás para su aplicación o usarse tal como resulta.

Para su preparación se funde ozo­querita y se mezcla con 10 partes de azu fre en polvo, una pequeña canti­dad de resina y de 30 a 60 partes de pa~afina. Se forma así una especie de betún amarillo claro, que queda listo para aplicarse

 

 

 

Búsqueda personalizada