barra-revoluciones-industriales

Volver a industrias caseras

Técnicas de perforación del vidrio

 

Aquí veremos cuestiones útiles para quienes se dedican a la fabricación de objetos que llevan vidrio: las técnicas para perforación de los cristales.

Cuando necesitamos practicar un agujero en un cristal o vidrio -supongamos por caso una botella- podemos emplear dos métodos que dan buenos resultados. Para el primero tomamos una lima triángulo pequeña de las usadas para afilar sernuchos, si es vieja y gastada mucho mejor pues debemos desgastar las caras de la punta por medio de una piedra esmeril afinando las superficies planas de manera de formar una punta aguda con las aristas bien afiladas.

Antes de comenzar la operación de perforar el vidrio formamos una valla con masilla alrededor del punto elegido; dentro de ésta valla se vierten unas gotas de aguarrás y unos granitos de alcanfor que actúan como lubricantes para corte. El trozo de lima afilada se ajusta a un taladro de carpintero de acuerdo a lo que muestra la figura observando que en su movimiento de rotación la lima gire bien centrada pues de no ser así puede quebrar el vidrio.

Se comienza el trabajo haciendo muv poca presión al girar y con rotación lenta. Pese a que este método requiere un espacio de tiempo no muy corto, es en cambio eficaz v permite hacer agujeros perfectos. Cuando la punta de la lima ha pasado el espesor del vidrio. se retira girando con cuidado y siguiendo la misma vertical pues una desviación haría efecto de palanca y rajaria el vidrio,

En lugar de la trementina (aguarrás) y el alcanfor puede usarse aceite y kerosén, pero el elemento indicado en primer término es lo más eficaz. Puede usarse también un compuesto lubricante indicado igualmente para la perforación de la loza o porcelana cuya fórmula va a continuación y que puede guardarse en frascos listo para usarse en cualquier momento.


Esta es la fórmula que se necesita en cualquier fabricación de vidrio:

Amoniaco           20 c. c.
Eter      60
Esencia de trementina : 150
Alcanfor             40 grs.

 

Este producto bien mezclado, se guarda en frascos de cierre hermético. Recomendamos muy especialmente este otro método muy empleado en Ja perforación de vidrios planos y que se practica en la forma que ex­plicamos a continuación: supongamos -que tenemos que hacer en el vidrio un agujero de 6 milímetros de diámetro, tomamos dos trozos de madera de caras planas y paralelas y uniendo ambos practicamos un agujero coincidente que pase los dos trozos de lado a lado. En estas condiciones pegamos con cera las maderas en ambas caras del vidrio haciendo coincidir los agujeros de la madera con el punto elegido para perforar el vidrio.

 

Aparte, con un trozo de caño de bronce o de cobre del diámetro indicado anteriormente, que podemos ajustar a un taladro como en el caso previo, o de lo contrario, ajustándole una poleita con gargantaq acanalada, o un carretel de madera que junte bien el caño.

Por la garganta acanalada de la poleita, pasamos una vuelta de cuerda fuerte, mantenida en tensión por medio de un arco de madera flexible, que en un movimiento de vaivén hace girar alternativamente el caño en ambos sentidos de rotación. Este caño se apoya en un extremo dentro del agujero de la madera y en el otro de un dispositivo formado por un hongo de madera provisto de su parte inferior por un pequeño perno metálico que entra flojo dentro del caño permitiendo en esta forma su libre rotación y manteniendo su posición vertical.

En esta forma hacemos girar el caño perforador cuyo extremo en contacto con el vidrio debe untarse con la papilla formada con el polvo de esmeril y agua. Esta papilla se va renovando a medida que el trabajo lo requiere. Este sistema permite, en poco tiempo, realizar agujeros perfectos en el vidrio, ideales para quienes se dedican a la fabricación de productos con cristales.

 

 

Búsqueda personalizada