Volver a lubricantes

Engrase de coches

 

Presentamos dos fórmulas a base de caucho.

Se corta el caucho en trozos pequeños y se calienta con el aceite de ballena a unos 200°C.; se agregan a esta temperatura el litargirio y el acetato neutro de plomo y se mantiene el calentamiento una hora más. Por último se incorpora el aceite de Palma agitando bien la mezcla resultante y se deja enfriar.

El caucho virgen cortado en pequeños trozós se disuelve en esencia de trementina, se filtra y se mezcla con las grasas fundidas, finalmente se le agrega el negro de humo.

Grasa grafitada

El grafito en polvo impalpable incorporado a las grasas imparte a las mismas notables condiciones lubricantes, que la hacen muy superior en calidad, especialmente para piezas que giran a alta velocidad, pues evita que el lubricante sea desplazado por efectos centrífugos.

Para preparar la grasa grafitada se emplea cualquiera de las grasas cuya elaboración acabamos de explicar, a la cual se le incorpora del 2 al 10 % de grafito impalpable, mientras se calienta a unos 85 C. Aunque esta operación puede hacerse también en frío con el empleo de un aparato agitador, es conveniente hacerlo en caliente para obtener un producto mejor terminado.

Grasa especial para engrasado de autos

Esta grasa se elabora saponificando primero la grasa de caballo: dicha saponificación se consigue con la cal apagada en polvo, también llamada cal hidratada, usada en la preparación de grasas para ejes de vehículos o coches livianos.

Para preparar esta grasa destinada a usarse con soplete, quizás en las estaciones de servicio, partimos de la siguiente fórmula:

Cal hidratada en polvo .......... 1 kilo

Grasa de caballo ................... 6,800 kilos

Agua destilada .......................1950 c.c.

Aceite lubricante liviano .......... 41 litros

 

Iniciamos la preparación echando la grasa de caballo líquida en una caldera calentada a fuego directo pero lento, y agregamos 6 litros de aceite de los 41 de la fórmula. Preparamos a continuación la lejía de cal, para lo cual agregamos a la cal hidratada litro y medio de agua y echamos esta mezcla al tanque, batiendo durante unos 25 minutos. En esta forma debemos obtener un jabón cálcico que quedará listo al cabo de un par de horas. Este jabón debe presentar las caracteristicas del ir.dicado para la fórmula principal.

El cocimiento debe controlarse a la temperatura de 1400 a 1500 C.

Obtenido el jabón en la forma indicada, se añade el resto del agua y se bate nuevamente para mezclar bien, elevando la temperatura a 900C.; después se agrega poco a poco el aceite mineral hasta completar la cantidad indicada, batiendo el preparado desde el fondo del recipiente por medio de una pala de madera. Esta operación es laboriosa y dura unas tres horas, después de las cuales debe pasarse la grasa por un tamiz metálico de malla fina, para cuva operación es necesario calentar a 90°C a fin de facilitar el colado que elimina los grumos y partícuias extrañas obteniéndose un producto uniforme y de excelente aspecto.

Búsqueda personalizada